Cada cierto tiempo me pongo a pensar en ella. La extraño. Estoy seguro que no sabe lo mucho que me hace falta. Casi todo lo que hago es inspirado por ella, porque deseo que tenga lo mejor que yo pueda brindarle, se lo merece. Si tengo que esperarla toda la vida, que asi sea.

Me hace tanta falta a veces, que lleno ese espacio vacio de mi tiempo, que normalmente se lo dedicaba a ella, trabajando, y me he convertido en un workaholic. Con algo debo matar el tiempo en lo que vuelve.