Un hombre como yo no puede vivir sin un hobby, una pasión consumidora, un tirano. He encontrado mi tirano y a su servicio no conozco límites. Mi tirano es la psicología programación